Por @Wicho — 6 de Agosto de 2012

La sombra de Curiosity fotografiada por una de sus hazcams traseras - JPL/NASA

Los siete minutos de terror de Curiosity han sido tan emocionantes como cualquier espaciotrastornado podía desear, pero con el bonus de que todo ha funcionado a la perfección y desde las 5:32 UTC el rover más grande y ambicioso que hayamos enviado nunca a la superficie de otro astro se encuentra sano y salvo sobre la superficie de Marte: NASA Lands Car-Size Rover Beside Martian Mountain.

Hasta el relé de datos vía la Mars Odyssey funcionó a la perfección, con lo que recibimos las primeras imágenes apenas unos minutos después del aterrizaje. Hay más en imágenes en Raw Images, aunque en estos momentos los servidores del JPL están «petados».

Ha sido increíble, pero ahora viene lo bueno.

#VamosMSL #GoCuriosity

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear