Por @Wicho — 18 de Junio de 2013

Charles Bolden, el director de la NASA, ha presentado ante el Comité para Usos Pacíficos del Espacio Exterior de las Naciones Unidas la Asteroid Initiative, el próximo gran desafío en el que está trabajando su agencia.

Esta Iniciativa Asteroides tiene dos ejes de actuación.

El primero, del que también ha hablado Lori Garver, la subdirectora de la NASA, consiste en localizar y catalogar todos los asteroides que puedan suponer un peligro para la humanidad, algo que la propia agencia ha calificado como uno de los Grandes Desafíos de la nación.

Es una tarea ingente, pues hay miles, sino millones de asteroides en nuestro sistema solar, en la que la agencia espera contar con la ayuda de otras organizaciones y del público, pero es razonable, tenemos la tecnología para hacerlo, y de hecho ya hay proyectos en marcha en este sentido. Esta parte de la iniciativa incluye también estudios destinados a mitigar la amenaza que puede suponer un asteroide de este tipo.

El segundo de estos ejes de actuación pasa por capturar un asteroide y de algún modo acercarlo a la Tierra para que una misión tripulada pudiera llegar a él.

Claro que teniendo en cuenta que la NASA en estos momentos carece de la capacidad de tan siquiera poner un astronauta en órbita por sus propios medios, lo de capturar un asteroide, modificar su órbita, y enviar allí unos astronautas tiene más o menos las mismas posibilidades de salir adelante que de que a mi, que no lo juego, me toque el Euromillón.

Por una parte, es una propuesta de la administración Obama (demócrata), que está ya en su segundo mandato, y no es algo que se vaya a poder hacer en un par de años, por lo que es más que probable que cuando una nueva administración se instale en la Casa Blanca esta parte de la iniciativa, sino toda ella, sea revisada –o incluso cancelada– independientemente del color de esta nueva administración, que traerá sus propias ideas al respecto.

Pero además, con un congreso en manos de los republicanos, es altamente improbable que tan siquiera llegue a arrancar, pues según se puede leer en Draft NASA Bill Defunds Asteroid Mission, Restores Education el Congreso, ahora mismo en manos de los republicanos, no está dispuesto a financiarla.

De hecho el borrador de los presupuestos que maneja el Congreso dice expresamente que los objetivos a corto plazo de la NASA en lo que se refiere a misiones tripuladas pasan por terminar de desarrollar el Space Launch System, el nuevo lanzador de la agencia, y el vehículo tripulado Orion, cuyo primer vuelo de prueba no está previsto hasta 2014, «para volver a la Luna y más allá, pero sin presupuesto para una misión a un asteroide».

Es cierto que el presupuesto de la NASA está aún siendo negociado, pero de todos modos estoy dispuesto a apostar que la NASA no va a lanzar una misión tripulada a ningún asteroide en esta década.

Y eso como poco.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear