Por @Wicho — 31 de Octubre de 2017

GSSP del Ediacárico

Los clavos dorados, golden spike en inglés –aunque no tienen que ser de oro ni en forma de clavo– son unos indicadores que marcan una sección estratotipo y punto de límite global, o GSSP en inglés.

Las GSSP son secciones estratigráficas escogidas por acuerdo internacional que sirven de referencia o localidad tipo para un determinado límite en la escala estratigráfica internacional. Normalmente se definen en función de cambios paleontológicos, es decir, cuando se dan cambios en la fauna existente en la zona. El clavo dorado suele ir en la parte inferior del estrato.

Detalle del GSSP del Ediacárico
GSSP del Ediacárico en Flinders Ranges, Australia Meridional

Por ello para que un sitio se haga merecedor de uno de estos clavos dorados tiene que ser, entre otras cosas más, fácilmente accesible, de tal forma que no se requieran expediciones costosas para su estudio; también tiene que estar poco cambiado por el tiempo y tener garantías de que no será cambiado en el futuro, al menos no por la intervención humana. Así científicos de todo el mundo pueden visitarlas para estudiarlas y ver un ejemplo de esa época de la historia de nuestro planeta.

Según la última lista disponible, actualizada en 2015, hay 69 clavos dorados colocados en todo el mundo de los 101 que son necesarios para cubrir toda la historia estratigráfica de nuestro planeta.

Cinco de ellos están en España y marcan los periodos Luteciense (en la playa de Gorrondatxe en Getxo, Vizcaya), Thanetiense (en la playa de Itzurun, Zumaia, Guipúzcoa), Selandiense (también en la playa de Itzurun), el Santoniense (en Olazagutia, Navarra) y el Aaleniense (en Fuentelsaz, Guadalajara). Y hay dos candidatos más que aún no han sido validados, el del Barremiense (en el río Argos, cerca de Caravaca, Murcia) y el del Valanginiense (en Cañada Luenga, en la cordillera bética), aunque hay un lugar en Francia que también podría servir para colocar este último.

La definición de los GSSP y la decisión acerca de su ubicación es un trabajo coordinado por la Comisión Internacional de Estratigrafía, que forma parte de la Unión Internacional de Ciencias Geológicas.

(Vía Educandonaturaleza y #PINTCeladas).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear