Por @Wicho — 27 de Octubre de 2011

La Agencia Espacial Europea acaba de publicar este vídeo, en el que se ve en acción la primera ley de Newton, o la ley de la inercia, que dice que «Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él»:

Y es que en efecto, mientras los motores de la Estación la están acelerando para aumentar su velocidad y así subir su órbita, algo que hay que hacer periódicamente para evitar que termine destruida en la atmósfera, sus ocupantes se quedan detrás mientras no se apoyen o no se sujeten en ella.

Esto sucede precisamente porque de ese modo no hay ninguna fuerza está actuando sobre ellos mientras flotan en caída libre para cambiar el estado de movimiento uniforme y rectilíneo en el que están.

Es el mismo fenómeno que experimenté yo cuando hice un vuelo en «gravedad cero», durante el que comprobar que a menos que yo hiciera alguna fuerza para despegarme del suelo del avión, aún estando en caída libre no flotaba automáticamente como pasa en las películas cuando se estropea el generador de gravedad artificial de la nave.

Y sí, flotar en caída libre es tan divertido como parece.

(Vía el blog del ATV de la ESA; gracias por el aviso Germán).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear