Por @Alvy — 7 de Enero de 2014

Cosas divertidas que se pueden grabar a 2.500 fps, como suelen hacer Guv y Dan «The Slow Mo Guys».

El primero es un material superhidrofóbico que repele los líquidos (a partir de 02:00); el segundo es un ejemplo de lo que sucede cuando se pasa de la macroescala a la nano escala (03:40): los minúsculos fragmentos de hierro se comportan como si fueran una especie de líquido magnético y se puede jugar con una especie de sopa férrea con un imán.

Lo más divertido de la grabación debe ser ponerse las batas y las gafas protectoras.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear