Por @Alvy — 7 de Enero de 2014

Cosas divertidas que se pueden grabar a 2.500 fps, como suelen hacer Guv y Dan «The Slow Mo Guys».

El primero es un material superhidrofóbico que repele los líquidos (a partir de 02:00); el segundo es un ejemplo de lo que sucede cuando se pasa de la macroescala a la nano escala (03:40): los minúsculos fragmentos de hierro se comportan como si fueran una especie de líquido magnético y se puede jugar con una especie de sopa férrea con un imán.

Lo más divertido de la grabación debe ser ponerse las batas y las gafas protectoras.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones