Por @Wicho — 12 de Diciembre de 2015

Una gemínida por Jimmy Westlake – Vía NASAProvocadas cuando la Tierra atraviesa la órbita del del asteroide (3200) Faetón y sus restos se precipitan en la atmósfera, la lluvia de estrellas de las Gemínidas es, por lo general, una de las más espectaculares del año.

En 2015 el pico de actividad está previsto para la noche del 13 al 14 de diciembre, con una estimación de hasta 120 meteoritos por hora, aunque en realidad se pueden ver desde el 4 al 16, aproximadamente.

Así que si te apetece salir a cazar estrellas fugaces, este es un buen momento, ayudado porque la Luna apenas molestará ya que está en un cuarto creciente recién estrenado y además se pone pronto por la noche.

Eso sí, recuerda ir abrigado, que aunque en tu mitad del mundo esté llegando el verano por las noches refresca.

Las gemínidas reciben su nombre de que el punto del cielo del que parecen venir está en la constelación de Géminis, aunque una vez que entran en la atmósfera su trayectoria se vuelve impredecible, con lo que puedes mirar casi a cualquier lugar del cielo.

Pero aún si eres capaz de localizar Géminis, es casi mejor mirar a 90 grados a su derecha o izquierda para minimizar la probabilidad de que las gemínidas que puedas ver te vengan de frente o casi, lo que dificulta su observación; Géminis alcanza su punto más alto en el cielo a eso de las tres de la mañana, así que esa es la mejor hora para ver gemínidas, pero se pueden ver a cualquier hora.

Tres particularidades de las Gemínidas, sacadas de Astrométrico:

  1. El asteroide 3200 Phaeton tiene un período orbital de 524 días, por lo que renueva su tubo meteórico con bastante frecuencia teniendo meteoroides disponibles cada año para crear una lluvia de estrellas con un gran número de meteoros. Comparativamente, otros cuerpos progenitores tienen períodos orbitales de decenas de años.
  2. Los meteoroides que deja a su paso el 3200 Phaeton son sustancialmente menos porosos que los que dejan los cometas, por lo que su densidad es mayor y tienen más materia que desintegrar al atravesar la atmósfera, lo que hace que los meteoros sean más lentos, más luminosos y, por lo tanto, más fáciles de ver.
  3. Según el IMO (International Meteor Organization), esta lluvia de estrellas, junto con las Cuadrántidas de enero, tienen la mayor actividad. Su THZ (Tasa Horaria Cenital) está fijada en 120 meteoros por hora en unas condiciones de cielo ideales. En el caso real, esa máxima actividad puede rondar los 80-100 meteoros por hora, salvo picos esporádicos de algunos minutos que pueden superar incluso la media de la THZ.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear