Por @Alvy — 10 de Abril de 2014

El sonido se transmite a través del aire y otros medios a más de 300 metros por segundo. No podemos verlo, pero esta curiosa técnica fotográfica permite hacernos una buena idea de cómo es o «cómo se vería». Es el conocido como Efecto Schlieren que se descubrió en 1665 y tiene que ver con los gradientes y la refracción de la luz.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear