Por @Wicho — 18 de Mayo de 2015

En órbita alrededor de Marte

Ahora mismo tenemos cinco sondas espaciales activas en órbita alrededor de Marte, más una sexta que aunque ya no funciona sigue estando ahí.

Son, por orden de llegada:

Y la Mars Global Surveyor de 1997, que es la que no está en funcionamiento, perdida en 2006 por culpa de un comando equivocado.

Aunque la cifra es mucho menor que la de los satélites que están en órbita alrededor de nuestro planeta, más de 1000, es necesario coordinar las órbitas entre los equipos de todas las misiones para evitar choques, en especial dado que MAVEN traza una órbita muy elíptica que la lleva a cruzar con frecuencia las altitudes de las órbitas del resto de las sondas, tal y como se puede leer en Traffic Around Mars Gets Busy.

La MOM india también tiene una órbita muy elíptica, pero con una inclinación bastante diferente, lo que hace que las posibilidades de colisión sean muchas menos.

Dado que las cinco sondas usan la Red del Espacio Profundo de la NASA para sus comunicaciones todos los datos de navegación pasan por el mismo sitio.

Lo que se hace con ellos es un cálculo de las trayectorias a unas semanas vista que se va ajustando según pasa el tiempo, en especial si las proyecciones dicen que en unas semanas dos sondas pasarán a menos de tres kilómetros una de la otra; también se tienen en cuenta las posiciones de Fobos y Deimos, las dos lunas de Marte.

Tres kilómetros puede parecer bastante comparado con el tamaño de una sonda, pero también hay una cierta incertidumbre acerca de sus posiciones reales –allí no llega el GPS– con lo que es mejor prevenir que curar.

En este caso se van preparando y ensayando y las maniobras de corrección de trayectoria necesarias, coordinándolas entre los equipos de las sondas afectadas, y si las previsiones dicen que en 24 horas dos sondas pasarán a menos de cien metros una de otra, lo más probable es que se realicen los pertinentes cambios de trayectoria.

Sería muy del género tonto enviar sondas a millones de kilómetros de casa solo para dejarlas chocar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear