Por @Wicho — 20 de Septiembre de 2009

Esta semana la NASA anunció que superada la fase de pruebas y calibración de sus instrumentos y realizado un último ajuste que la deja en una órbita polar de algo menos de 50 kilómetros de altura la sonda Lunar Reconnaissance Orbiter está ya en pleno funcionamiento: NASA Lunar Satellite Begins Detailed Mapping of Moon's South Pole.

El objetivo de la sonda, que tiene una misión de una duración prevista inicialmente de un año, es recopilar información detallada acerca de la superficie de la Luna y de sus condiciones, en especial de cara a identificar lugares adecuados para el aterrizaje en el futuro de una nave tripulada.

Para ello lleva a bordo diversos instrumentos:

  • La LROC (Lunar Reconnaissance Orbiter Camera), una cámara capaz de proporcionar imágenes con una resolución de un metro, y que contiene además otra cámara gran angular con una resolución máxima de 100 metros capaz de tomar imágenes en color y en el ultravioleta.
  • El Lunar Exploration Neutron Detector, que buscará regiones ricas en hidrógeno que pueden esconder depósitos de hielo de agua detectando variaciones en el flujo de neutrones que sale de la Luna.
  • El Cosmic Ray Telescope for the Effects of Radiation, que está diseñado para medir la radiación en el entorno de la Luna.
  • El Lunar Orbiter Laser Altimeter, diseñado pare crear mapas topográficos en 3-D de la Luna.
  • El Diviner Lunar Radiometer Experiment, que hará mapas de temperatura de su superficie.
  • El Miniature Radio Frequency, or Mini-RF, un transmisor de radar y radio que buscará hielo bajo la superficie y que además permitirá crear imágenes detalladas de cráteres que están permanentemente a oscuras.
  • El Lyman Alpha Mapping Project, que utilizará la luz ultravioleta de las estrellas para obtener imágenes de zonas que están siempre a la sombra en los cráteres más profundos de los polos lunares de nuevo en busca de hielo de agua.

Aún cuando la sonda apenas acaba de empezar con su tarea de recolección de datos la NASA ha adelantado ya algunos datos preliminares acerca de sus observaciones.

Por un lado, los primeros resultados del LEND indican que en las regiones permanentemente en sombra del sur de la Luna podrían albergar depósitos de agua e hidrógeno:

Variaciones en el flujo de neutrones - NASA/Institute for Space Research (Moscú)
Variaciones en el flujo de neutrones - NASA/Institute for Space Research (Moscú). Original en LRO Early Results Press Conference Visuals

Y aunque habrá que confirmar estos resultados lo cierto que el Diviner ha medido temperaturas de unos 33 grados kelvin (unos 240 grados bajo cero) en el interior de alguno de los cráteres, temperatura a la que podrían mantenerse depósitos de hielo de agua o hidrógeno durante miles de años y que por cierto es la temperatura más fría que se haya medido nunca en el Sistema Solar hasta la fecha.

Mapa de temperaturas del Diviner - NASA/UCLA
A la izquierda, mapa de temperaturas diurnas, a la derecha las nocturnas - NASA/UCLA. Original en LRO Early Results Press Conference Visuals

La LRO también ha fotografiado durante este periodo de pruebas los lugares de aterrizaje del programa Apolo, incluyendo el del Apolo 12 y la Surveyor 3, que había quedado fuera de la primera ronda de observaciones presentada debido a que todavía no había sido sobrevolado por la sonda:

Apolo 12 y Surveyor 3 por la LRO - NASA/Goddard Space Flight Center/Arizona State University
Apollo 12 and Surveyor 3

Por cierto que antes de quedar fuera de servicio la sonda india Chandrayaan-1 también fotografió las huellas dejadas por el rover que utilizaron los astronautas del Apolo 15, lo que es una prueba más de que no existió la conspiración lunar.

La Lunar Resonnaissance Orbiter podría, una vez terminada su misión principal, seguir en órbita otros cinco años y actuar como relé de comunicaciones para otras sondas.

Junto con la LRO también fue lanzada la sonda LCROSS (Lunar CRater Observation and Sensing Satellite), que tiene como objetivo chocar contra la Luna el 9 de octubre de este año, justo cuatro minutos después de que lo haga la etapa superior del cohete que las lanzó, con el objetivo de analizar la composición de la superficie lunar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear