Por @Wicho — 1 de Diciembre de 2014

Con todas sus ventajas materiales, la vida sedentaria nos ha dejado un poso de inquietud, de insatisfacción. Incluso tras cuatrocientas generaciones en pueblos y ciudades, no hemos olvidado. El camino abierto sigue llamándonos quedamente, como una canción de infancia ya casi olvidada. Otorgamos a los lugares un cierto romanticismo. Esa atracción, sospecho, se ha ido desarrollando cuidadosamente, por selección natural, como un elemento esencial para nuestra supervivencia. Veranos largos, inviernos suaves, buenas cosechas, caza abundante; nada de eso es eterno. No poseemos la facultad de predecir el futuro. Los eventos catastróficos están al acecho, nos cogen desprevenidos. Quizá debamos nuestra propia existencia, la de nuestra banda o incluso la de nuestra especie a unos cuantos personajes inquietos, atraídos por un ansia que apenas eran capaces de articular o comprender hacia nuevos mundos y tierras por descubrir.

Herman Melville, en Moby Dick, habla en nombre de los aventureros de todas las épocas y latitudes: «Me mueve una atracción permanente hacia las cosas remotas. Adoro surcar mares prohibidos…»

Puede que aún sea un poco pronto. Puede que aún no sea el momento. Pero esos otros mundos –prometiendo oportunidades inconmensurables– nos llaman.

Silenciosamente, orbitan el Sol, esperando.

Wanderers es un corto de Erik Wernquist en el que, con un texto leído por el mismísimo Carl Sagan de su libro Un punto azul pálida, salen escenas de lo que podría ser nuestra presencia en el sistema solar en el futuro.

Las escenas han sido creadas con datos obtenidos por sondas espaciales y otros instrumentos, con lo que se aproximan mucho a lo que verán nuestros descendientes cuando estén allí; en la galería de imágenes se pueden ver las distintas escenas y una explicación de lo que son.

Sí, lo que verán nuestros descendientes, porque como decía Konstantín Tsiolkovski,

La Tierra es la cuna de la humanidad, pero no se puede vivir en la cuna para siempre.

(Anda por media Internet o así; yo lo ví vía un RT de @maqqem a @Alex_Parker).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear