Por @Wicho — 22 de Septiembre de 2015

Antena de 35 metros de Nueva Norcia
Antena de 35 metros de Nueva Norcia - ESA/S. Marti

Igual que la NASA, la Agencia Espacial Europea tiene su propia red de estaciones en tierra para comunicarse y controlar sus satélites y sondas espaciales.

Conocida como Estrack, está formada por diez estaciones propiedad de la ESA y otras cinco estaciones comerciales con las que la agencia tiene contratos.

Estrack

Las de la ESA están situadas en Malargüe, Argentina, Nueva Norcia y Perth en Australia, Redu en Bélgica, Cebreros, Maspalomas y Villafranca en España, Kourou en la Guayana Francesa, Santa María en las Azores, Portugal, y Kiruna en Suecia.

Todas ellas se controlan desde un centro de control situado en Centro Europeo de Operaciones Espaciales, en Darmstadt, Alemania.

Sala de control de Estrack
Sala de control de Estrack - ESA/ J. Mai

Las otras cinco estaciones son las de TrollSat, en la Antártida, Dongara, en Australia, South Point, en Hawaii, Estados Unidos, Santiago de Chile, en Chile, y Svalbard, en Noruega.

En total Estrack dispone de unas treinta antenas que van desde las de 35 metros de diámetro que hay en Nueva Norcia, Cerberos y Malargüe, recientemente actualizadas, a las más pequeñas de la red, de 2,5 metros.

Su velocidad depende de la misión –distancia a la que está el satélite o sonda y potencia con la que transmite– y de si está emitiendo o recibiendo, entre otros factores, pero por norma general va de los 256 Kbit/s (kilobits por segundo) a los 8 Mbit/s (megabits por segundo).

Cada año Estrack proporciona unas 45 000 horas de seguimiento para unas veinte misiones o más, con una disponibilidad de más del 99%.

Como es habitual en la investigación espacial la ESA colabora con otras agencias, tanto para que estas utilicen las estaciones de Estrack para comunicarse con sus misiones como para que la ESA se comunique con las suyas a través de las estaciones de estas.

Estación de Estrack en Villafranca
Villafranca VIL-1: antena de 115 metros de la estación de Estrack en Villafranca - ESA - S. Corvaja

Estrack nació en 1975, cuando se instaló una primera antena de 15 metros de diámetro en Villafranca del Castillo, en España, para el International Ultraviolet Explorer, aunque desde entonces la estación de Villafranca se ha convertido en el Centro Europeo de Astronomía Espacial.

Para celebrar los 40 años de Estrack la ESA convocó un concurso para que aficionados de todo el mundo compusieran piezas musicales, concurso cuyos resultados se pueden oír en Music contest winners.

En total se presentaron 117 piezas, y los tres ganadores fueron Gautier Acher, de Paris, con «11,2 km/s.», Sebastian Arrigo, de Seravezza, cerca de Pisa, con «ESA 40th – Lamento di Andromeda» y Ezequiel Rodríguez, de Ingenio, Las Palmas, con «Vega 28231406».

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear