Por @Wicho — 30 de Noviembre de 2008

Desde el control de la misión se dio el visto bueno al escudo de protección térmica del Endeavour para su vuelta a tierra, con lo que tras la comprobación satisfactoria por parte de la tripulación de las superficies de control de la nave y de su sistema de maniobra orbital todo está listo para su vuelta a casa.

En un momento dado Donald Pettit vio un objeto que se alejaba del Endeavour pero todo parece indicar que se trataba simplemente de una pegatina desprendida del interior de la bodega de carga.

El único problema podría estar entonces en las condiciones meteorológicas reinantes en Florida, ya que se prevé que un frente frío pueda provocar lluvia, tormentas, y vientos cruzados que estarían por encima de los límites de seguridad del transbordador.

La tripulación del Endeavour puso también en órbita un Picosat, un satélite de reducidas dimensiones, diseñado para evaluar el efecto de las condiciones del espacio en células solares diseñadas con nuevas tecnologías. Para ello no tuvieron más que desbloquear las sujeciones que lo mantenían en su sitio en la bodega de carga de la nave, con lo que unos muelles lo lanzaron fuera de esta. Se espera que permanezca en órbita durante varios meses.

La canción escogida para empezar este decimosexto día en órbita fue Twinkle, Twinkle, Little Star, dedicada a Greg Chamitoff.

Fuentes: STS-126 MCC Status Report #30 y STS-126 MCC Status Report #31

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear