Por @Wicho — 28 de Febrero de 2018

No me gustan nada los hilos de Twitter –para eso el FSM inventó los blogs– pero aún así voy a recomendar este de Oro rosa en el que habla del desastroso –por lo mal hecho que estaba– estudio de Gilles-Éric Séralini que forma parte fundamental del argumentario anti-transgénicos.

El resumen es que el estudio no había por dónde cogerlo y que todos los estudios que se han hecho hasta ahora sobre la seguridad de los transgénicos indican que no tienen ningún problema… aunque nunca podremos demostrar que son 100% seguros, igual que es imposible afirmar que comer una manzana sea 100% seguro.

Ese hilo se complemente con este otro que cuenta cómo los transgénicos no son sólo para hacer cultivos resistentes a pesticidas como los glifosatos sino que sirven para crear variedades que pueden ser resistentes a ciertas plagas o que puedan suplir ciertas carencias; el ejemplo que usa es el de una variedad transgénica que salvó los cultivos de papaya de Hawaii, una parte muy importante de la economía de la isla, cuando se vieron infectados por el virus de la mancha anular de la papaya:

Y si los hilos no son lo tuyo este vídeo de Kurzgesat te pone al día en diez minutos.

Así que según la mejor información de la que disponemos –y eso es en lo que deberíamos basarnos al tomar decisiones sobre cualquier tema– los transgénicos son seguros, solucionan problemas, e incluso pueden salvar vidas, con lo que no está justificado ese temor que generan.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear