Por @Alvy — 12 de Junio de 2013

John Howell ha creado estos efectos ópticos caseros como demostración de algunas ideas y dispositivos en los que está trabajando: sistemas de «camuflaje» o «capas de invisibilidad».

Lo bueno es el efecto, totalmente sorprendente; también que las capas en cuestión están fabricadas con materiales baratos que se pueden encontrar en cualquier tienda; lo malo: que solo funcionan cuando se mira en una dirección muy precisa (de frente).

En total hay tres dispositivos para cada uno de los «trucos»: uno construido con plexiglás y agua, otro con lentes y otro con espejos, como los que usan los magos. Todo por poco más de 100 euros.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear