Por @Alvy — 8 de Mayo de 2003

Vía Mathpuzzle.com una elegante solución a un problema que se consideraba hasta ahora imposible de resolver: cómo doblar un papel por la mitad más de ocho veces, utilizando cualquier tipo y tamaño de papel.

¡Inténtalo!

Resulta muy educativo por su sencillo planteamiento y porque cualquiera puede experimentarlo de primera mano. La base del problema es que el grosor del papel, y el número de «capas», crece de forma exponencial a medida que se va doblando por la mitad, según la fórmula 2n: 1, 2, 4, 8… 32, 64, 128… Ocho dobleces significan 256 capas de papel: por muy delgado, flexible o grande que sea es difícil pasar de 6, 7 u 8.

Britney Gallivan consiguió superar el problema llegando nada más y nada menos que a doce dobleces, como se explica en Folding Paper in Half 12 Times, donde también se puede ver una foto. El reto se convirtió en un proyecto de Ciencia de la escuela. Britney elaboró un modelo matemático de lo que sucede al doblar un papel y de cuáles serían las condiciones necesarias para poder hacerlo un gran número de veces, y de ese modo se pudo completar la tarea. Como se puede apreciar en la foto, el papel parece… un enorme rollo de papel higiénico.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear