Por @Alvy — 3 de Noviembre de 2014

Desde los tiempos de Galileo sabemos que dos objetos en caída libre ideal (sin rozamiento, en el vacío) llegarán al suelo al mismo tiempo. Y es que aunque suene increíble hasta el siglo XVI la gente intuía que el tiempo de la caída debía ser más o menos proporcional peso de los objetos, quizá porque no había lugares altos desde los que dejar caer cosas, quizá porque desconocían conceptos como el rozamiento o cómo funcionaba la gravedad – o tal vez ni siquiera nadie se lo planteó seriamente como algo importante. Hasta que llegó el genio de Pisa.

La escena del vídeo es más moderna: concretamente del programa Human Universe presentado por el profesor Brian Cox, uno de nuestros divulgadores científicos modernos favoritos. En este experimento intentan recrear la idea de Galileo –quien tal vez, según cuenta la leyenda, hizo otro tanto desde la torre de Pisa– utilizando la mayor cámara de vacío del mundo, situada en el Space Power Facility de la NASA en Ohio. Primero se hace la prueba con aire; luego se hace el vacío para estudiar la diferencia: lanzar una pluma de unos pocos gramos y una bola de jugar a los bolos (unos 6 kilos) «a ver cuál llega antes».

La escena está grabada en alta velocidad para poder disfrutar del momento de la llegada: en la primera prueba la bola cae a toda velocidad mientras las plumas revolotean y bajan grácilmente muchos segundos después. Pero cuando se cierra la puerta y se hace el vacío completo en la cámara (02:40) también la pluma cae completamente a plomo. Tan predecible como visualmente impactante.

Definitivamente Galileo aprueba esto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear