Por @Alvy — 13 de Enero de 2014

Temperature

Preciosa infografía diseñada por la gente de Future (BBC) sobre las temperaturas de diversos lugares y momentos de nuestro universo para explicar la diferencia entre el frío y el calor más extremo posibles: Absolute zero to ‘absolute hot.

La temperatura teórica más baja posible sabemos que son −273,15 °C, el cero absoluto o 0K (cero kelvin), que en realidad no puede alcanzarse nunca porque ha de quedar algo de energía – o se romperían conceptos como el principio de incertidumbre (las partículas no se moverían y a la vez sabríamos dónde están exactamente, no siendo ambas cosas posibles a la vez) o la tercera ley de la termodinámica (la entropía no aumentaría).

Pero, en el extremo opuesto… ¿Existe el «calor absoluto», una temperatura máxima? Este límite se consideraría que pueden ser unos 1.420.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000 °C, una temperatura calculada por los físicos teóricos a partir de la cual, como se suele decir, «las leyes físicas que conocemos dejarían de funcionar».

Es una temperatura tan enorme que basta compararla con algunas de las que conocemos: 10.000.000 °C durante una explosión nuclear, 15.000.000 °C en el núcleo del Sol, 5.500.000.000.000 °C como récord alcanzado en el LHC (Gran Colisionador de Hadrones) del CERN Suiza o 1.000.000.000.000.000.000.000.000.000 °C que se cree que sería más o menos la temperatura del universo en el instante en que se produjo el Big Bang.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear