Logo Lainformacion.com
< Hotel Arbez, en el que es posible dormir con la cabeza en Suiza y los
SeatGuru, ahora en el iPhone >

Otra espectacular foto de la región activa 1429 del Sol

AR1429 - NASA/SDO

Sunspots and Solar Flares es una imagen de la región activa 1429 del Sol, la misma que hemos mencionado varias veces ya en el último par de semanas, poco antes de desaparecer por el otro lado del Sol.

La 1429 ha sido la causante de unas cuantas eyecciones de masa coronal desde el pasado 2 de marzo, algunas de las cuales han causado las correspondientes tormentas solares al chocar las partículas expulsadas del Sol con la magnetosfera terrestre.

En la Tierra los efectos de estas eyecciones se han limitado a proporcionarnos unas cuantas auroras polares espectaculares –y aún no sabemos predecir bien cuando una CME va a causarnos problemas o no– pero en el espacio ha sido otra cosa.

Sin ir más lejos, la erupción solar que se ve en esta imagen, de clase M7.9, dejó fuera de servicio el el Spaceway 3 de Hughesnet.

Y hay al menos otro satélite, el Skyterra 1 de LightSquared, que lleva fuera de servicio al menos desde el día 7 a causa de la actividad relacionada con nuestra amiga la 1429, aunque también es cierto que la erupción del día 7 fue de categoría X.5.

Por convención, la categoría de las erupciones se mide por el pico de la cantidad de rayos X de entre 100 y 800 picómetros de longitud de onda, medidos en vatios por metro cuadrado, captados por los satélites GOES, que orbitan la Tietta a 35.800 kilómetros
SateliteGOESde esta.

Concepción artística de un satélite GOES -NASA
Concepción artística de un satélite GOES -NASA

Pueden ser de categoría A, B, C, M, o X, siendo el pico de cada uno de ellas diez veces superior al de la anterior, mientras que en cada clase se clasifican con un número que va de 1 a 9 en una escala lineal. Normalmente son sólo las de clase M o X las que causan algún tipo de efecto en la Tierra.

Esta imagen, por cierto, se corresponde a la longitud de onda de 131 ångström, en el extremo ultravioleta, y fue captada por uno de los canales del instrumento AIA del Solar Dynamics Observatory.

La temperatura de las zonas que producen emisiones en esta banda de frecuencias está entre los 4 y los 160 millones de kelvin.

Por supuesto están muy fuera del rango de la luz visible que nosotros podemos captar, por lo que los datos obtenidos por el AIA se pasan a un equivalente en escala de grises y luego se colorean, igual que esas imágenes del Hubble que tanto nos gustan.

Las llamaradas solares son las explosiones más grandes que se pueden ver en nuestro sistema solar. Y son muy grandes de verdad, en especial comparadas con lo pequeñita que es la Tierra:

Sol, Júpiter y la Tierra - NASA
El Sol, Júpiter y la Tierra - NASA

La Tierra es esa cosa pequeñita que sale debajo de Júpiter, el planeta más grande del sistema solar, que también queda empequeñecido por la prominencia solar del 6 de diciembre de 2010.