Por @Wicho — 8 de Octubre de 2015

Dracónidas de 2011 por Pere Soler
Dracónidas de 2011Pere Soler

Según las previsiones el máximo de actividad de la lluvia de estrellas de las Dracónidas de 2015 se producirá en la noche del 8 al 9 de octubre de 2015, con un máximo estimado de entre 10 y 20 meteoros por hora, aunque se podrán ver durante unos cuantos días más.

Este año ayuda con la observación que la Luna es casi nueva, pero si puedes buscar una zona de cielo oscuro, alejada de luces artificiales, mejor que mejor.

Y no necesitas usar prismáticos o telescopios; de hecho son un estorbo, ya que las estrellas fugaces toman trayectorias impredecibles cuando entran en la atmósfera, así que cuanto menos limitado sea tu campo de visión, mejor.

Eso sí, recuerda abrigarte, que por la noche hace fresquete y no queremos ser responsables de que te pilles un catarro.

Las dracónidas parecen venir de la constelación del Dragón, a la izquierda del carro de la osa menor. Los detalles específicos de tu ubicación los puedes comprobar con Stellarium, aunque si vives en el hemisferio sur, o estás relativamente cerca del ecuador, o es extremadamente difícil que puedas verlas.

Pero aunque parezcan venir de esa constelación en realidad las dracónidas tienen su origen en los restos del cometa 21P/Giacobini-Zinner, que tiene un periodo de 6 años y medio, y cuya órbita atraviesa nuestro planeta todos los años a estas alturas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear