Por @Wicho — 26 de Marzo de 2013

Tras una serie de problemas con sus ordenadores de a bordo Curiosity por fin vuelve a estar completamente operativo, tal y como se puede leer en Curiosity Resumes Science Investigations.

En estos momentos el rover está usando su ordenador B, pero llegado el caso el ordenador A podría ser utilizado de nuevo sin problemas, una vez diagnosticado y corregido el problema con la memoria flash de este; el fallo al escribir un archivo mientras se usaba el ordenador B apenas fue un sustillo.

Uno de los ordenadores de a bordo de Curiosity
Los RCE van a 200 MHz, tienen 256 MB de RAM y otros 2 GB de memoria flash para almacenar datos

Cualquiera de los dos ordenadores, conocidos como Rover Compute Element, es capaz de manejar todos los sistemas y los instrumentos científicos de a bordo, aunque lo que se hace es usar sólo uno en un momento dado, dejando el otro de reserva, ya que durante cuanto más tiempo los dos sigan funcionando correctamente más tiempo podrá durar la misión.

Desde el control de la misión se están centrando estos días en preparar todo para que Curiosity pueda seguir operando en modo autónomo en la medida de lo posible del 4 de abril al 1 de mayo, ya que durante ese tiempo Marte estará al otro lado del Sol visto desde la Tierra, y en ese periodo no se le transmitirán nuevos comandos para evitar que la interferencia del Sol pueda corromperlos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear