Por @Wicho — 30 de Mayo de 2006

Los ovnis ¡vaya timo!Los ovnis ¡vaya timo! Ricardo Campo. Editorial Laetoli y Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico 2006. ISBN: 8493486213. Español. Blog del autor: mihteriohdelasiensia Feed RSS.

El segundo libro de la colección ¡vaya timo! está dedicado al fenómeno de los ovnis, esos aparatos con los que los alienígenas se vienen de picnic por la Tierra de vez en cuando, y también está escrito, igual el dedicado El creacionismo ¡vaya timo!, como una carta a alguien que se empieza a interesar en el tema, pero que aún no es un creyente sin remedio.

Así, va recorriendo la historia (¿histeria?) de unos cuantos de los más famosos de estos avistamientos, en especial los de más resonancia sucedidos en España, exponiendo sus explicaciones reales y a la vez destapando las exageraciones, medias verdades y mentiras descaradas que rodean al tema y a quienes, como nuestros «queridos» J. J. Benítez e Iker Jiménez, se empeñan en encontrar un misterio donde no lo hay; al final tiene una pequeña bibliografía y apunta unos cuantos recursos en Internet.

Dudo mucho que vaya a servir para convencer a alguien que esté absolutamente enganchado al tema, ya que en esos casos la falta de pruebas de la existencia los ovnis y cosas como la navaja de Occam no suelen servir de nada, pero para los no creyentes está muy bien como referencia sobre el tema para poder intentar razonar del tema con quien esté dispuesto a hacerlo y ayudar a sembrar, quizás, el germen del pensamiento crítico en esa persona.

Me gusta mucho el párrafo que cierra el último capítulo, en el que se está animando a Arturo, el amigo imaginario destinatario del libro, a que siga haciendo preguntas:

Llámalo cómo quieras: escepticismo, pensamiento crítico, racionalidad… Me acuerdo de cuando, hace años, desmontabas los juguetes para ver cómo eran por dentro: se trata de seguir haciéndolo durante toda la vida.
El propio autor «desmontó» sus ganas de creer en los ovnis para terminar por darse cuenta de que aunque quería creer, no había manera, y para mi que está encantado de haberlo hecho.

Por cierto, hablando de extraterrestres de paso por la Tierra, Picnic junto al camino, de Arcadi y Boris Strugatsky trata precisamente de lo que pasaría si los unas naves extraterrestres aterrizaran un día en nuestro planeta y al irse dejaran restos de su tecnología, igual que nosotros podemos dejar restos cuando paramos a comer al borde de una carretera. Pero es ciencia ficción, ¿eh? ;-)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear