Por @Alvy — 2 de Febrero de 2015

Riding Light de Alphonse Swinehart es un viaje en el que el espectador cabalga literalemente sobre un fotón de luz en tiempo real, partiendo del Sol y llegando hasta las profundidades de nuestro Sistema Solar – más o menos.

El viaje demasiado largo porque nuestro vencindario es gigantesco, tanto que los 45 minutos de vídeo no dan ni para que la luz viajando a 300.000 km por segundo llegue a Saturno (por desgracia) pero el arranque es absolutamente genial y el concepto del «tiempo real» excelente. Tal vez solo mejorable utilizando algún tipo de escala de tiempo variable o algo así cuando la cosa se vuelve aburrida.

El autor ha intentado que el resultado sea tan parecido a la realidad como es posible, pero no todo es científicamente exacto: aunque lo más importante que son las distancias y escalas se conservan, las posiciones de los objetos celestes están más adecuadas a la proyección que a su ubicación real. Por otro lado, la música es Music for 18 Musicians de Steve Reich interpretada por Eighth Blackbird.

De este mismo estilo tan solo recordar Cosmic Zoom y otros clásicos como Potencias de 10.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear