Por @Wicho — 4 de Agosto de 2017

Aunque asociamos los fósiles con los museos o con excavaciones científicas en sitios remotos en realidad es posible encontrarlos en las ciudades, escondidos en algunas rocas ornamentales.

Tienen que ser rocas sedimentarias como la caliza o, especialmente la arenisca o el shale, que se parece a pero no es esquisto ni pizarra. Los procesos que forman las rocas metamórficas destruyen cualquier fósil que pudieran albergar en su origen.

En Paleourbana hay información acerca de dónde buscar estos fósiles urbanos, cómo identificarlos, y un montón de recursos acerca de ellos, incluyen un mapa con ubicaciones comprobadas y guías para hacer visitas fósiles a algunas ciudades.

Conchas de amonites en Pamplona
Conchas de amonites en el centro comercial La Morea de Pamplona

Una forma de intentar ver tu entorno cotidiano con otros ojos. O de hacer turismo un poco diferente.

(Me recordó la existencia de Paleourbana el artículo de la Agencia SINC titulado
Caracoles del Cretácico se esconden en monumentos de Madrid).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear