Por @Wicho — 3 de Agosto de 2015

Aún no está ni en su órbita final ni terminado de calibrar, pero el satélite medioambiental Sentinel-2A del sistema Copérnico de la Unión Europea ya está empezando a demostrar de lo que es capaz.

Como muestra, estas tres imágenes, sacadas de Primeras aplicaciones de Sentinel-2A.

Agricultura en arabia Saudí
Agricultura en arabia Saudí- Copernicus Sentinel data (2015)/ESA: la capacidad del Sentinel-2A de detectar vegetación gracias a su capacidad de ver en el infrarrojo permite monitorizar el estado de estas plantaciones cerca de Tubarjal que son regadas gracias a grande tuberías de agua que giran alrededor de pozos situados en el centro de cada sector

Maíz y girasoles en Toulouse
Maíz y girasoles en Toulouse - Copernicus Sentinel data (2015)/ESA/University of Louvain/CESBIO: la sensibilidad a distintas bandas del infrarrojo permiten a Sentinel-2A discriminar entre distintos tipos de cultivo, en este caso girasoles, en naranja, y maíz en amarillo

Aguas interiores
Monitorizando aguas interiores - Copernicus Sentinel data (2015)/ESA/JRC: Sentinel-2A permite separar las aguas interiores del terreno que las rodea para estar al tanto de su evolución

La misión del Sentinel-2A es obtener imágenes de alta resolución de nuestro planeta en el espectro visible y en el infrarrojo cercano, en un total de 13 bandas, gracias al Multi Spectral Imager o MSI, su instrumento principal.

Esto permitirá generar mapas sobre el uso de la tierra con especial énfasis en la cubierta vegetal de esta, permitiendo obtener mapas de la cantidad de vegetación que hay en una zona determinada, y el contenido en clorofila y agua de esta, con el objeto de ayudar en la planificación de cosechas.

También permitirá vigilar el crecimiento de la cobertura vegetal, o su desaparición, vigilar los bosques, y capturar imágenes de inundaciones, erupciones volcánicas para ayudas en las tareas de ayuda posteriores; asimismo proporcionará información acerca de polución en lagos y aguas costeras.

Sus datos estarán disponibles pública y gratuitamente, igual que los del resto del sistema Copérnico.

Copérnico es una red de vigilancia medioambiental que mantendrá bajo observación la superficie de la Tierra, sus océanos, y su atmósfera, con el objetivo de poder contribuir a la toma de decisiones ambientales y de seguridad.

Estará formado por cinco familias de satélites o instrumentos Sentinel que irán a bordo de ciertos satélites; recibirá y distribuirá también datos de otros satélites.

Ya están en órbita el Sentinel-1A y el 2A; en breve les seguirá el 3A.

Los tres tendrán gemelos, los Sentinel-1B, 2B, y 3B, para asegurar una cobertura mejor y más rápida, ya que al trabajar de dos en dos pasarán con el doble de frecuencia.

Por su parte los Sentinel-4 y 5, que medirán la composición de la atmósfera, serán instrumentos que vuelen en los Meteosat de tercera generación y en los MetOp de segunda generación.

La cuenta @ESA_EO, de los programas de observación de la Tierra de la Agencia Espacial Europea, da información sobre ellos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear