Por @Wicho — 15 de Mayo de 2006

A pesar del fiasco de la sonda Beagle 2 la ESA sigue teniendo como uno de sus objetivos conseguir colocar una sonda sobre la superficie Marte, y el próximo intentó será el de la misión ExoMars, que si todo va según lo previsto despegará en 2011 para llegar al planeta rojo en 2013 para desarrollar una misión con una duración prevista de seis meses.

Durante la semana pasada empleados de EADS-Astrium, la empresa a la que ha sido contratada la construcción del rover, estuvieron haciendo pruebas de los mecanismos de impulsión y control del vehículo para ver qué tipo de pendientes y superficies puede recorrer, y como Marte no queda precisamente a mano para hacer estas pruebas, las estuvieron haciendo en Tenerife, donde las condiciones son lo suficientemente parecidas -dentro de lo que cabe- a las de Marte para llevar a cabo estas pruebas.

Pruebas rover © BBC News

Con una velocidad máxima de un décimo de milla por hora, el objetivo del rover no es establecer récords de velocidad sino funcionar sin problemas durante el tiempo previsto, y por ahora las pruebas han sido satisfactorias, aunque aún queda mucho trabajo por hacer, y en futuras fases se probarán el sistema de navegación semi-autónomo y los instrumentos científicos que irán a bordo.

A ver si en esta ocasión la cosa sale sólo la mitad de bien que con Spirit y Opportunity, los rovers marcianos de la NASA que llevan más de dos años en funcionamiento.

(Vía BBC News.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear