Por @Wicho — 8 de Abril de 2016

Hitomi dando tumbos el 2 de abril de 2016
Hitomi dando tumbos el 2 de abril de 2016

La Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial ha dado una rueda de prensa con información actualizada acerca del estado del observatorio espacial de rayos X Hitomi, con el que no tienen contacto desde el 26 de marzo de 2016. El resumen está en este PDF en japonés.

Al parecer aquel día después de una observación sin problemas de la Nebulosa del Cangrejo le enviaron órdenes a Hitomi para que cambiara de orientación para observar el quasar Mkn 205 en Draco y poco después de comenzar esta observación fue cuando perdieron el contacto con él.

Las observaciones con telescopios y radar llevadas a cabo por y para la JAXA confirman que Hitomi se ha partido en dos fragmentos grandes y otros más pequeños, lo que con toda probabilidad quiere decir que el cuerpo principal va por un lado y el banco óptico extensible (EOB), en el que estaba el instrumento HXI con las cámaras de rayos X duros va por otro.

Instrumentos de Hitomi
Los instrumentos de Hitomi son cuatro telescopios Wolter, que son unos telescopios especiales para rayos X, a través de los que miran un espectrómetro y una cámara de rayos X blandos (SXS y SXI), dos cámaras de rayos X duros (HXI), y dos detectores de rayos gamma (SGD)

El resto de los instrumentos están en el cuerpo principal, con lo que en el caso de que consiguieran retomar el contacto y el control con Hitomi quizás se podría salvar parte de la misión. Pero desde el 26 de marzo han recibido señales de Hitomi sólo en cuatro ocasiones, pero no telemetría, y durante demasiado poco tiempo como para que sirviera de nada.

Esto, sin embargo, indica que aún queda algo de electricidad a bordo, lo que es fundamental de cara a conservar un mínimo de esperanza, aunque no está claro si la rotación de Hitomi no es demasiado rápida como para impedir que se carguen las baterías porque los paneles solares reciben demasiada poca luz; de hecho no está claro tampoco que todos los paneles solares sigan unidos a Hitomi, aunque podría perder tres de los seis con los que cuenta y seguir funcionando.

En estos momentos Hitomi gira a 5,2 rotaciones por segundo, aunque con el tiempo el combustible y la elasticidad de los materiales, junto con la gravedad de la Tierra, lo irán frenando, lo que, de nuevo, podría facilitar que los paneles solares –si siguen ahí– consiguieran dar más carga a las baterías.

Pero en cualquier caso la JAXA no sabe todavía cual es el origen del problema. Una posible causa podría ser un fallo catastrófico de la rueda de reacción que lo mantenía estabilizado, pero los cálculos indican que eso no sería suficiente para ponerlo a girar a esas 5,2 revoluciones por segundo. Otra posible causa podría haber sido un fallo de los impulsores, pero la telemetría del telescopio no indica ningún disparo de estos en los momentos anteriores a la pérdida de comunicaciones.

Así que toca seguir esperando, aunque la verdad es que no pinta nada bien.

(La traducción vía Jonathan McDowell y namelessnanashi).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear