Por @Wicho — 13 de Octubre de 2013

Un nuevo avance para el Grasshopper de SpaceX, en este caso alcanzar los 744 metros de altura, la mayor que ha conseguido hasta ahora.

744 metros no son muchos para un cohete al uso, aunque supera en más de dos veces su récord anterior de 325 metros, pero el Grasshopper tiene la particularidad de que es capaz de volver a su plataforma de lanzamiento por sus propios medios.

El objetivo es incorporar las tecnologías que se están probando en el Grashopper a otros lanzadores de tal forma que se puedan reutilizar en la mayor medida posible, al contrario que ahora.

De esta forma se podrán abaratar los costes de lanzamiento al poder repartir estos entre varios en lugar de perder el cohete en cada lanzamiento.

El vídeo está grabado desde un hexacóptero, por cierto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear