Por @Wicho — 18 de Septiembre de 2003
Una de las primeras consecuencias de la asunción por parte de la NASA de las conclusiones del informe sobre el accidente del Columbia ha sido el anuncio de que acelerará el desarrollo del Orbital Space Plane, una pequeña nave espacial diseñada para llevar y traer de vuelta a cuatro pasajeros o pequeñas cargas a la Estación Espacial Internacional, con el objetivo de que entre en funcionamiento en 2008.

Desarrollar una nave de este tipo tiene bastante lógica, ya que hoy por hoy llevar a los astronautas y la carga en la lanzadera es algo así como utilizar un camión de seis ejes para ir al trabajo, pero el problema es la falta de credibilidad de la NASA, ya que todos sus intentos por desarrollar cualquier tipo de nave tripulada desde la lanzadera han fracasado.

En la NASA piensan que esta vez serán capaces de terminar el proyecto con éxito y desarrollarlo en cinco años al usar soluciones ya probadas y tecnologías existentes, como se hizo en el caso de los programas Mercury, Gemini o Apollo, y de hecho una de las ideas que más apoyo está ganando recientemente es el de actualizar las cápsulas utilizadas para el programa Apollo, tal y como sugieren este artículo de Time o este de The Space Review.

Me gustaría que las cosas les salieran bien por una vez, pero o mucho cambian las cosas o creo que apostaría 50 a 1 a que no lo logran.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear