Por @Wicho — 10 de Junio de 2014

La Progress M-21M desatracando
La Progress M-21M desatracando - Foto vía @OlegMKS

A las 17:17 UTC del 9 de junio de 2014 comenzaba la reentrada en la atmósfera de la cápsula de carga Progress M-21M para poner fin a su misión, actuando como camión de la basura de la Estación Espacial Internacional haciendo que tanto la nave como sus contenidos se incineraran en la atmósfera.

Lanzada el 25 de noviembre de 2013 la Progress M-21M llevaba a bordo 2.398 kilos de carga útil, de los que 1.250 iban en su compartimento presurizado, y aunque lo normal es que la Progress atraquen en modo automático en la EEI en este caso fue necesario que Oleg Kotov tomara el control manual, ya que falló el sistema de guiado Kurs-NA de la cápsula.

Sin embargo, una vez vacía la M-21M el pasado 23 de abril esta desatracaba de la Estación en modo automático para hacer más pruebas del citado sistema, que en este caso funcionó a la perfección y le permitió volver a atracar el 25 de abril en modo automático.

El Kurs-NA será el estándar en las futuras Progress, por lo que estas pruebas eran muy importantes; a diferencia del Kurs-A que se usaba hasta ahora sólo necesita una antena frente a cinco y usa menos energía.

El sitio que deja la M-21M será ocupado a principios de agosto por el quinto Vehículo de Transferencia Automatizado de la Agencia Espacial Europea, bautizado como Georges Lemaître, que será el último ATV construido y lanzado.

Sin embargo lo aprendido con los ATV será utilizado por la ESA para diseñar el módulo de servicio de la cápsula tripulada Orion de la NASA, lo que en el futuro permitirá asegurar plazas en esta para astronautas europeos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear