Por @Wicho — 15 de Octubre de 2008

Aparentemente no satisfecho con las reacciones que sus artículos a favor del creacionismo y criticando el método científico han creado, Juan Manuel de Prada la emprendía este pasado domingo contra los escépticos en Incrédulos.

Pero en realidad hace trampa, y mucha, porque se inventa un tipo de escépticos que no se corresponde para nada con los que nos identificamos como tales para poder así exponer sus argumentos.

No se si lo que pretende es que hablemos de él, por aquello de que «lo importante es que hablen de uno aunque sea mal», pero por la parte que me toca hago firme propósito de dejar de mencionar sus despropósitos, no sin antes dejar por aquí un par de enlaces al caso:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear