Por @Wicho — 23 de Marzo de 2016

TGO y SchiaparelliTras diez días en el espacio la combinación Trace Gas Orbiter/Schiaparelli de la misión ExoMars 2016 de la Agencia Espacial Europea está funcionando perfectamente, tal y como se puede leer en ExoMars performing flawlessly.

Las pruebas iniciales de los sistemas de energía, comunicaciones, seguimiento de estrellas y de guiado y navegación de la TGO han sido totalmente satisfactorias, aunque aún les quedan otro par de semanas de pruebas, igual que a los sistemas de Schiaparelli, para ser declarados completamente operativos.

A partir de ahí, ya en el mes de abril, el control de la misión irá activando los instrumentos científicos de a bordo para estar listos para una prueba completa en junio.

La inserción orbital por parte de la combinación Protón–M / Breeeze M fue extremadamente precisa, con una diferencia en la velocidad de partida menos de 1,5 metros por segundo sobre lo previsto, diferencia que en cualquier caso podrá ser conjugada, de ser necesario, haciendo una maniobra de corrección de ruta si es necesaria.

Puede que sea casualidad o no, pero la nota de la Agencia Espacial Europea acerca del estado de la misión fue hecha pública apenas unas horas después de que empezara a circular información que asegura que la etapa Breeze M habría explotado en el espacio, afortunadamente unas horas después de la separación del conjunto TGO/Schiaparelli, con lo que aún de confirmarse esa explosión no supone ningún problema para la misión.

ExoMars y los posibles restos de la Breeze M
ExoMars (el punto brillante que se mueve de derecha a izquierda) y los posibles restos de la Breeze M (los puntos más pequeños que lo rodean)

Otra cosa es que de confirmarse la explosión eso no sea como para poner nerviosos a futuros clientes, incluida la propia ESA, que tiene planeado usar de nuevo la combinación Protón–M / Breeze M para el lanzamiento de ExoMars 2018.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear