Logo Lainformacion.com
< La anomalía de las sondas Pioneer
La edad dorada de Internet (¡hey, es ahora!) >

Células madre y lesiones medulares

Como siempre que se habla de resultados de laboratorio hay que tomar esta noticia con un cierto grado de precaución, ya que estos no siempre se traducen en aplicaciones prácticas, pero según cuenta La Voz de Galicia en Científicos de EE.UU. devuelven la movilidad con células embrionarias a ratones paralizados un tratamiento combinado de células madre y un compuesto que ayuda a estas a convertirse en células motoras habría devuelto la movilidad de las patas traseras de un conjunto de roedores con lesiones en la columna vertebral o con traumas neurológicos.

Por otro lado, en En camino el primer ensayo con células madre embrionales se puede leer como la empresa Geron, también radicada en los Estados Unidos, tiene la intención de empezar ensayos clínicos el año que viene con seres humanos para tratar de reparar lesiones medulares con productos derivados de células madre embrionarias, en concreto con células progenitoras de oligodendrocitos obtenidas a partir de células madre embrionarias humanas.

Los oligodendrocitos son unas células permiten funcionar correctamente a las neuronas del cerebro y de la columna vertebral recubriéndolas con mielina, una especie de grasa que ayuda a que las neuronas transmitan sus señales y que en los lesionados medulares suele resultar dañada o eliminada por aplastamiento; una analogía un tanto bruta pero creo que adecuada sería comparar el estado de estas neuronas con los cables de una instalación eléctrica cuyo recubrimiento aislante hubiera resultado dañado.

Quizás convenga recordar que en los Estados Unidos las investigaciones con células madre, cuya obtención no está exenta de polémica, si bien no están prohibidas, están bajo un control muy estricto y que quienes las hacen no pueden acceder de ninguna forma a fondos públicos para su financiación, a pesar de que su hipotética capacidad de generar nuevos tratamientos y quién sabe si algún día todo tipo de tejidos e incluso órganos las convierte en uno de los campos de investigación que más nos pueden llegar a beneficiar.

Actualización 23 de junio de 2006: Juan David nos escribe para comentarnos el caso de Luis Fernando Montoya, un entrenador de fútbol colombiano que quedó cuadriplégico tras un atraco, a quien se le realizó un implante de células embrionarias tal y como se puede leer en Luis Fernando Montoya, sometido a un trasplante experimental de células madre, aunque por lo que se puede leer en Mejora situación de Montoya no parece que haya servido de mucho.

También es interesante la entrevista con Juan Carlos Izpisúa Belmonte que publica hoy La Voz de Galicia: «Los tratamientos con células madre están aún muy lejanos».

Actualización 24 de junio de 2006: Juanje nos pasa el enlace a la página de la Unidad de Regeneración Neural del Instituto de Biomedicina de Valencia, que está trabajando también en la forma de recuperar las conexiones neurales en lesiones medulares, en este caso utilizando la glia envolvente olfatoria.