Por @Alvy — 18 de Junio de 2015

En este segmento de vídeo de Hacking the Universe del siempre altamente recomendable Science Channel el profesor Brian Cox explica cómo Galileo confirmó que vivimos en un sistema solar heliocéntrico, algo que ya anticipara Nicolás Copérnico en su De Revolutionibus Orbium Coelestium («Sobre las órbitas de las esferas celestes»).

  • No hay centro del universo
  • La Tierra no es el centro del universo
  • El «centro del universo» está cerca del Sol
  • La distancia entre el Sol y la Tierra es insignificante comparada con la distancia entre estrellas
  • La rotación de la Tierra es la causa del movimiento aparente de las estrellas
  • (…)

Galileo trabajó al principio del siglo XVII con las primeras lentes fabricadas con cristal veneciano, apuntándolas a la Luna para observar su detallada textura, sus montañas y el verdadero aspecto de las fases debido a los efectos de la sombra natural debido a su posición respecto a la Tierra y el Sol.

Entonces Galileo hizo lo mismo con Venus en 1610, a pesar de estar a una distancia mucho mayor, dibujando también su aspecto en unos preciosos grabados que muestran sus fases como un círculo a veces completo, a veces en fase creciente o menguante.

La única explicación lógica posible era que Venus era otro planeta que trazaba una órbita alrededor del Sol, algo que para nosotros es casi completamente obvio pero que en aquella época resultó ser toda una revolución que cuestionaba los cimientos de muchas de las creencias tradicionales.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear