Por @Wicho — 12 de Septiembre de 2007

Otra colección más de enlaces que se van quedando en el tintero, en este caso fundamentalmente sobre cosas de la NASA y sus misiones espaciales:

  • NASA issues repair plan on shuttle tanks: Tras la reciente misión STS-118 del Endeavour la NASA se encontró con que tanto el tanque principal de combustible utilizado por el Endeavour como los tres siguientes que están destinados a volar en las próximas misiones tienen grietas en ciertas zonas de la espuma aislante que evita la formación de hielo en su superficie, y de hecho una de esas grietas fue la culpable de que se desprendiera un trozo de hielo que a su vez causó los daños en la panza del Endeavour que tanto preocuparon a los responsables de la misión, así que tendrán que eliminar esa espuma dañada y sustituirla por una capa nueva.
    Esperan que esto no suponga ningún problema para las fechas de lanzamiento de las misiones más inmediatas, incluyendo la misión STS-120 con fecha de lanzamiento prevista para el próximo 23 de octubre, pues de sufrir retrasos se iría complicando la ya apretada agenda de misiones con la que tienen que cumplir antes de retirar la flota de transbordadores en 2010.
  • En Alcohol claims go flat at NASA se cuenta como la agencia dice no haber encontrado ninguna prueba que sustancie las acusaciones de que en alguna ocasión se habría permitido a astronautas partir en misiones bajo los efectos del alcohol, calificando esas afirmaciones como poco menos que leyendas urbanas, aunque según se puede leer en NASA to begin drug testing for astronauts al mismo tiempo la agencia dice instituirá un programa de control de abuso de sustancias entre sus astronautas.
    Ante estas afirmaciones el coronel Richard Bachmann Jr., que fue quien presidió el comité que publicó estas alegaciones dice en Doctor says NASA is in denial over drinking que lo que pasa es que la NASA no quiere ver ese tipo de problemas, y que aún peor que esos incidentes a los que hacía referencia su informe es la aparente indiferencia de la agencia respecto a la salud mental y el comportamiento de sus astronautas, así como la desmoralizante reticencia de los médicos y astronautas de informar acerca de actitudes inadecuadas.
  • Las buenas noticias comienzan con la salud de los rovers marcianos, Spirit y Opportunity, quienes tras estar seis semanas prácticamente bajo mínimos en cuanto a la producción de energía eléctrica a causa de una importante tormenta de polvo que cubrió buena parte de la atmósfera marciana y que reducía considerablemente la cantidad de luz que recibían sus paneles solares volvían a rodar a finales del mes pasado, una vez pasada la tormenta en cuestión: Mars Exploration Rover Status Report: Rovers Resume Driving.
    Y no sólo eso sino que ayer mismo Opportunity comenzaba su arriesgado descenso al Cráter Victoria, descenso sobre el que se ha meditado durante meses pero que finalmente se ha decidido acometer con la esperanza de que los resultados obtenidos compensen el riesgo de que el rover pueda no ser capaz de salir de allí en lo que le quede de vida útil: Mars rover begins risky downward drive.
  • Por su parte la sonda espacial Phoenix pasaba estos días sus primeros tests tras el lanzamiento, en los que se ha comprobado el correcto funcionamiento del altímetro radar que controlará su descenso en Marte y de la radio que usará para comunicarse con los satélites que están en órbita alrededor del planeta si consigue posarse allí sin problemas, aunque aún quedan unos cuantos tests de instrumentos más antes de que la sonda realice la maniobra de ajuste de trayectoria prevista para el 16 de octubre y que debería dejarla ya perfectamente encaminada para tomar tierra en Marte el próximo 25 de marzo: Mars-bound Phoenix passes in-flight tests.
    También se ha comprobado que su cámara funciona correctamente, aunque la primera imagen recibida sea sólo de la «pala» que utilizará para recoger muestras: First image from Phoenix Mars Lander camera received on Earth.
  • Para acabar, la parte del James Webb Space Telescope encargada de controlar la perfecta alineación de sus espejos una vez que esté en órbita pasaba sus primeras pruebas, acercando un poquito más el telescopio a su lanzamiento, previsto para 2013: NASA's next big space telescope passes test.
    El JWST utiliza 18 espejos hexagonales que tienen que estar perfectamente alineados para funcionar como si fueran una superficie única, igual que el Gran Telescopio Canarias del que hablábamos hace unos meses y que funciona bajo el mismo principio.
    De todos modos, no deja de sorprender la calidad de las imágenes que se están consiguiendo con los telescopios terrestres, como por ejemplo en la reciente imagen de Los anillos de Urano con VLT.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear