Por @Wicho — 31 de Octubre de 2017

Sarampión

El último estudio del gobierno portugués acerca de la inmunidad de la población frente a ciertas enfermedades, Inquérito Serológico Nacional (ISN) 2015-2016, ha desvelado que la inmunidad al sarampión está por debajo del 95%.

Esta es una mala noticia porque el 95% de personas inmunes, ya sea por vacunación o por haber adquirido los anticuerpos tras pasar la enfermedad, es la cifra que asegura la inmunidad de grupo frente al sarampión. Es un cambio a la baja respecto a la edición anterior de éste estudio, llevada a cabo en 2001-2002.

La inmunidad de grupo es aquella que se da cuando hay un número suficiente de individuos vacunados, lo que no sólo los protege a ellos sino que también protege a quienes no están vacunados, ya sea por decisión propia o porque no pueden ser vacunados por su edad o alguna contraindicación. La inmunidad de grupo hace además que sea mucho más difícil que un brote de una enfermedad se convierta en una epidemia porque dificulta mucho su transmisión.

El informe ha determinado que en los niños y niñas de entre dos y nueve años la cobertura es generalmente buena, aunque en algunos grupos de edad en las Azores la cifra de inmunes baja del 95% necesario. Pero según aumenta la edad los porcentajes caen: es del 88,2% en individuos de 15 a 19 años y del 77,9% en aquellos entre los 20 y los 29 años.

Según los autores del estudio esta bajada puede ser debida a haber sido vacunado con variantes del virus del sarampión distintas a las actuales o a que sus anticuerpos simplemente hayan decaído con el tiempo, algo que puede pasar si no se ponen las dosis de recuerdo de las vacunas.

Es importante destacar que los autores del estudio no llegan a mencionar la causa de esta bajada en el porcentaje de personas inmunizadas, refiriendo sólo la necesidad de hacer estudios posteriores que puedan aclararla.

Pero mientras tanto el gobierno portugués se ha puesto manos a la obra y ha lanzado una campaña de vacunación para hacer subir ese porcentaje de inmunidad.

Porque las vacunas funcionan y salvan vidas.

(TSF Radio Noticias vía Vicente Prieto.)

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear