Por @Wicho — 17 de Junio de 2013

El Herschel en el espacio

Su misión científica había acabado ya el 29 de abril cuando, agotado el helio líquido que mantenía sus instrumentos cerca del cero absoluto, ya era imposible continuar con sus observaciones de los objetos más lejanos y fríos del universo en las bandas del infrarrojo lejano y submilimétricas, pues al dejar de estar refrigerados el calor de los instrumentos enmascaraba las debilísimas señales que tenían que recoger.

Pero todos los demás sistemas del Herschel funcionaban sin problemas, así que los técnicos de la Agencia Espacial Europea aprovecharon esta circunstancia para hacer una serie de pruebas que en otras circunstancias ho habrían hecho porque la prioridad es siempre no interrumpir la misión científica.

Así, han aprovechado este mes y medio para hacer pruebas de software y del hardware de a bordo, ya que otras misiones de la ESA usarán equipos similares, tal y como cuentan en Herschel termina su misión como plataforma de pruebas.

De todos modos, esta fase de pruebas ha terminado también y a las 12:25 UTC del 17 de junio de 2013 Martin Kessler, el Director del Departamento de Operaciones de Ciencia de la Agencia Espacial Europea, enviaba al Herschel el comando que lo hacía apagarse para siempre.

El Herschel queda aparcado en órbita alrededor del Sol, con su combustible totalmente agotado, pero aún así quedan cerca de cuatro años y medio de trabajo para consolidar todos los datos obtenidos por el Herschel durante su misión, que permitirán a los científicos profundizar en el conocimiento del proceso de formación de las estrellas y galaxias y en el estudio de la química molecular en nuestro universo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear