Por @Alvy — 20 de Agosto de 2015

Un vídeo de buena definición grabado en la Estación Espacial Internacional permite ver con detalle el efecto Dzahanibekov que alguna vez hemos comentado por aquí y que sigue resultando asombroso cada vez que aparece:

Este efecto lo observó por primera vez el cosmonauta uzbeko Vladimir Dzhanibekov en una de las misiones enviadas por la Unión Soviética al espacio, y por eso lleva su nombre. Es algo inherente a todos los cuerpos que giran sobre sus propios ejes y que puede causar más de un problema en la navegación espacial. Sobre todo teniendo en cuenta que no existen físicamente objetos perfectamente simétricos, dado que todos tienen pequeñas irregularidades.

Este este caso es un manubrio que al desatornillarse pasa a estar en un estado «bi-estable» debido a los momentos de inercia intermedios. Si quieres puedes intentar lograr el mismo efecto con una raqueta de ping-pong aunque es algo más difícil (tanto de hacer como de grabar).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear