Por @Wicho — 20 de Marzo de 2012

Este vídeo, creado por el Estudio de Visualización Científica del Centro de vuelo espacial Goddard, muestra una aproximación de cómo se vería la Luna desde la Tierra durante todas y cada una de las horas de 2012.

Es una aproximación porque, para empezar, las imágenes están construidas desde el punto de vista de alguien que estuviera en el centro de la Tierra y mirando al polo norte, y por otro lado, aunque directamente relacionado con el punto de vista escogido, no tiene en cuenta que la Luna se ve diferente desde distintos lugares de la Tierra.

Y no un poco diferente sino que, por ejemplo, en el hemisferio sur se ve patas arriba respecto a como los que vivimos en el hemisferio norte estamos acostumbrados a verla, con lo que el cráter Tycho, fácilmente identificable, y que nosotros vemos en la parte inferior de la Luna, se ve allí en la parte superior.

Luna del 17 de abril de 2011
98% Moon + Meade ETX70 + Canon EOS 7D - Para un habitante del hamisferio sur, la Luna está al revés en esta foto; Tycho es el cráter con proyecciones radiales que se ve casi abajo del todo

Por supuesto esto no quiere decir que la Luna se de la vuelta, sino que lo que cambia es el punto de vista de quien esté en el otro hemisferio; no en vano el término antípodas significa lo que significa.

Pero por lo demás, el vídeo contiene imágenes extremadamente fieles a la realidad construidas a partir de datos obtenidos con LOLA, el altímetro láser de la Lunar Reconnaissance Orbiter, convenientemente procesados para tener en cuenta el ángulo de incidencia de la luz solar en cada momento.

El vídeo me parece una oportunidad estupenda de ver en acción los movimientos de libración lunar, algo de lo que normalmente no somos conscientes, porque tienen lugar a lo largo de días, y que son los que permiten que no siempre veamos igual la Luna desde la Tierra.

Hay tres tipos: la libración en longitud, causada porque la Tierra no está exactamente en el centro de la órbita de la Luna, la libración en latitud, causada porque el eje de rotación la la Luna está inclinado respecto al plano de su órbita, y la libración diurna, que es el que provoca la rotación de la Tierra y que hace que nuestro punto de vista al mirar hacia la Luna no sea siempre el mismo.

Su efecto es ese bamboleo de lado a lado y de delante a atrás de la Luna que se observa tan bien en este vídeo.

Libración lunar
Comparación de la luna del 19 de marzo de 2011 (a la izquierda) con la del 13 de abril. De arriba a abajo están marcados Mare Crisium, y los cráteres Copérnico y Tycho para poder comprobar han cambiado de posición entre las dos tomas.

Combinados, los tres nos permiten ver aproximadamente un 59% de la superficie de la Luna en lugar del 50% que sería de esperar teniendo en cuenta que la Luna siempre muestra la misma cara hacia la Tierra porque su periodo de rotación coincide con la duración de su órbita.

Pero estoy dispuesto a apostar algo a que muchos ni os habíais fijado en este fenómeno, en especial por lo que comentaba arriba de que los movimientos tardan días y no segundos en suceder.

Otro efecto que se ve claramente en el vídeo, del que en cambio todos somos conscientes a pesar de que aunque también es constante es lento, es el del cambio de la fase lunar

Lo que no tengo tan claro es que todos sepamos que no las provoca la Tierra al tapar la luz del sol –cuando pasa eso hablamos de un eclipse de Luna– sino que las fases de la Luna dependen de la posición de esta respecto al Sol en su órbita alrededor de la Tierra.

El vídeo original, en varios formatos, así como otras imágenes y vídeos relacionados están disponibles en Moon Phase and Libration, 2012; lo encontré vía Bad Astronomy.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear