Por @Alvy — 21 de Septiembre de 2015

Edward Snowden

En un episodio de StarTalk, el podcast de Neil deGrasse Tyson, el mismísimo Edward Snowden aportó un granito de arena al mundo de la astronomía mencionando una posible explicación a la paradoja de Fermi. Enunciada de forma llana viene a preguntarse: Si hay millones de civilizaciones extraterrestres ahí fuera… ¿Por qué no hemos recibido todavía pruebas de la existencia de ninguna de ellas?

La Paradoja de Fermi tiene cientos de posibles respuestas; de hecho hay divulgadores que se dedican a enumerarlas metódicamente. Algunas van desde lo más normal, como que esas civilizaciones extraterrestres «están demasiado lejos», «no sabemos cómo captar esas señales» o «no nos han llegado esas señales todavía» a las más conspiranoicas, del estilo «es que no quieren que sepamos de su existencia», «somos la única civilización inteligente del universo» a «en realidad las pruebas ya están aquí pero los gobiernos maléficos blablabla».

La opinión de Snowden es que esas comunicaciones podrían estar cifradas, y una comunicación cifrada es indistinguible del «ruido» aleatorio. Su explicación incluye que esas civilizaciones quizá pasan de emitir sus señales al espacio en «abierto» y sin cifrar (ej. radio, TV) a «esconderlas» adecuadamente, acabando así con toda posibilidad de detección - tal vez incluso conscientemente. Bien puede ser que ese periodo de «tráfico abierto» dure solo unas pocas décadas –como es el caso de la historia de la humanidad– pero eso es un suspiro a escala cósmica; por eso sería tan difícil localizar a otros seres inteligentes en la inmensidad del universo.

(Vía Kottke.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear