Por @Wicho — 10 de Diciembre de 2015

La Deke Slayton II lista para su captura
La Deke Slayton II lista para su captura

El miércoles 9 de diciembre de 2015 a las 11:19 UTC la cápsula de carga Cygnus CRS OA-4, bautizada como Deke Slayton II, quedaba acoplada al módulo Unity de la Estación Espacial Internacional tras ser capturada por el brazo robot de esta.

La Deke Slayton II lleva a bordo 847 kilos de instrumentos científicos, 1181 de suministros para la tripulación, 227 de equipamiento para paseos espaciales, 87 de equipos informáticos, y 1007 de hardware variado para la Estación.

Los 847 kilos de instrumentos científicos incluyen los nanosatélites SIMPL, CADRE, Flock-2e 1 al 12, Nodes 1 y 2, MinXSS 1 y STMSat 1, que serán lanzados más adelante desde el laboratorio Kibo de la Estación.

Es el primer lanzamiento de la variante mejorada de la Cygnus, que tiene una bodega de carga de 27 metros cúbicos frente a los 18,9 de la variante anterior, de ahí que sea la vez que, hasta el momento, una Cygnus haya llevado más carga a la EEI.

Es también la carga más pesada que haya sido lanzada jamás por un cohete Atlas V, que fue el utilizado para esta misión mientras Orbital rediseña el Antares; la explosión de uno de estos seis segundos después de su lanzamiento fue la que dio al traste con el lanzamiento de la Cygnus OA-3, la Deke Slayton original.

La nueva Cygnus lleva también los nuevos paneles solares «Ultraflex», que son los mismos que usará la cápsula tripulada Orión de la NASA, con lo que está sirviendo como banco de pruebas para esta.

Estará atracada a la EEI durante aproximadamente un mes, tiempo que utilizarán sus tripulantes para retirar de su interior la carga útil y sustituirla por material de desecho –unos 2200 kilogramos– que se desintegrarán en la atmósfera junto con la Cygnus OA-4 en una reentrada controlada.

Con la vuelta al servicio de las Cygnus, aunque sea con un cohete de prestado, la situación de llevar suministros a la Estación Espacial Internacional, que necesita unas 14 toneladas cada seis meses, queda casi normalizada tras un periodo entre 2014 y 2015 en el que fallaron sucesivamente el lanzamiento de la Cygnus OA-3, la Progress M-27M y la Dragon CRS-7.

Las Progress volvieron al servicio en julio de 2015 con la M-28M, y ahora sólo falta que lo hagan las Dragon, lo que está previsto que ocurra en enero de 2016.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear