Por @Alvy — 16 de Abril de 2009

Una curiosa transformación de un «ocho» de plastilina ensartado en una barra, que se aprovecha de las peculiares características topológicas del objeto para solucionar un problema aparentemente imposible: pasar de tener un aro ensartado a tener los dos.

(Vía Cgredan v8.0.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear