Por @Alvy — 13 de Septiembre de 2008

Jardines del Observatorio Astronómico de Madrid / NachoTuvimos el otro día la oportunidad de disfrutar de una «jornada astronómica» organizada por la gente de ACTA y hacer una visita al Observatorio Astronómico de Madrid y al Planetario de Madrid, así como asistir a algunas interesantes conferencias; aprovechamos para hacer algunas fotos y preguntas, tomamos nota de algunas curiosidades interesantes, resultó ser un sitio precioso que hasta ahora no conocíamos.

El Observatorio Astronómico de Madrid forma parte del Observatorio Astronómico Nacional, que depende del Instituto Geográfico Nacional y el Ministerio de Fomento. A pesar de tener más de dos siglos, todavía está en activo para labores de investigación y guarda una preciosa colección de instrumentos astronómicos y una acogedora biblioteca de astronomía.

El Observatorio se construyó en 1790, en tiempos de Carlos III, pero por la guerra y otros problemas no se terminó hasta 1846; participó en el proyecto el navegante y astrónomo Jorge Juan y se le encargaron diversos telescopios y aparatos a William Herschel.

Fachada del Observatorio Astronómico de Madrid (CC) Alvy
Fachada del Observatorio, del arquitecto Juan de Villanueva

El edificio principal es de estilo neo-clásico (el paraje y la construcción nos recordaron un poco a las escenas de MYST). Los contenidos de las instalaciones originales duraron poco tiempo: fueron destruidas en la primera década de 1800 durante la invasión francesa. Al parecer los soldados quemaron muchos de los telescopios y el mobiliario para poder calentarse con su madera debido al frío. El observatorio finalmente se reconstruyó años después, en 1845-46 y se instalaron nuevos telescopios.

Se eligió una colina en las afueras del Madrid que ahora queda dentro del Parque del Retiro. Era una colina elevada por encima de las casas y desde sus jardines se realizaban excelentes observaciones. Años más tarde, la construcción de la cercana estación de Atocha y el humo de los trenes reducirían su utilidad. Actualmente no se usa para observación, pues la contaminación lumínica de la ciudad lo impide totalmente.

Telescopio Meridiano en el Observatorio (CC) Alvy
Telescopio meridiano

Una de las salas del observatorio alberga un gran Telescopio Meridiano: una abertura de Norte a Sur en el edificio, por donde pasa el meridiano de Madrid permitía observar el paso de los astros, fijar la hora exacta y realizar otras mediciones.

Curiosamente el edificio no está perfectamente orientado y la gran abertura de la pared tiene una diferencia de 3 grados respecto a las paredes. Los astrónomos se sentaban bajo el telescopio y mediante engranajes y poleas lo movían para realizar sus observaciones. La sala está llena de relojes de precisión que junto con los astros se usaban para fijar la «hora local».

La Biblioteca de Astronomia
La biblioteca de astronomía del observatorio de Madrid

El otro ala del edificio principal alberga una bibloteca con más de 4.000 volúmenes antiguos y modernos. Fue restaurada en 2003 y está en perfecto estado. Aun así no se utiliza ahora pues todos los trabajos se realizan a través de Internet y documentos electrónicos. Los historiadores de la Ciencia lo visitan de vez en cuando para confirmar datos o estudiar las publicaciones y sus autores.

En los otros edificios del complejo del observatorio trabajan actualemente diversos equipos de astrónomos españoles. Curiosamente, aunque el observatorio ya no «observa» nada directamente, en ocasiones desde allí se controlan de forma remota otros telescopios que el observatorio tiene repartidos por toda España, para luego analizar los datos. Es fascinante la idea de hacerlo desde el mismo lugar que fue erigido para esa misma labor hace más de dos siglos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear