Por @Wicho — 28 de Abril de 2015

Lanzamiento de la Progress M-27M
Lanzamiento de la Progress M-27M

A las 7:09:50 UTC de esta mañana un cohete Soyuz-2-1A ponía en órbita la cápsula de carga Progress M-27M, que lleva a bordo 2 357 kilos de suministros para la Estación Espacial Internacional.

Si todo hubiera ido sobre los previsto la M-27M habría seguido una trayectoria de aproximación rápida a la EEI para acoplarse al módulo Pirs de esta a eso de las 13.

Pero el lanzamiento salió mal, y la cápsula está en una órbita distinta a la prevista.

Esto no sería un problema excesivamente grave de por si, pero es que además de eso varios de los sistemas de a bordo han fallado y en estos momentos desde Roscosmos, la agencia espacial rusa, no tienen control ni apenas comunicaciones con la nave, que está dando tumbos sin ton ni son, como se puede ver en este vídeo:

Desde el control de la misión están intentando averiguar qué ha pasado, pero por ahora queda incluso descartado un intento de atraque para el jueves, que era la siguiente opción usando una trayectoria de aproximación de 34 órbitas.

Un problema añadido es que las estimaciones iniciales indican que la Progress no aguantará más de dos o tres días en la órbita en la que está, ya que el perigeo de esta es muy bajo, antes de que se destruya durante una reentrada no controlada y desde luego no deseada en la atmósfera.

La eventual pérdida de la M-27M no supone ningún problema para la tripulación de la Estación, ya que tienen a bordo suministros de sobra como para enfrentarse a esta contingencia.

Pero con el programa de cargueros ATV de la Agencia Espacial Europea cerrado tras sus cinco misiones con éxito, las cápsulas Cygnus paradas hasta que se pueda determinar por qué explotó el cohete Antares que llevaba la tercera de ellas, y con las Progress también fuera de servicio hasta que se pueda determinar qué ha pasado hoy, sólo quedan las Dragon y los HTV japoneses para enviar suministros a la EEI.

De cinco cápsulas de carga en servicio a dos en apenas unos meses; parece que en el espacio nunca hay suficiente redundancia.

La Progress M-26M en su aproximación a la EEI
La Progress M-26M en su aproximación a la EEI

Es más preocupante el hecho de que tanto la Progress como el Soyuz que la lanzó comparten sistemas con la Soyuz TMA-17M y su lanzador, que está previsto que despeguen el mes que viene rumbo a la EEI con tres nuevos tripulantes a bordo.

Así que es posible que este lanzamiento se vea también pospuesto hasta poder determinar qué ha pasado con la Progress M-27M y/o con su lanzador.

Las Progress llevan en servicio desde 1978, con más de 140 lanzamientos, sin que hasta hoy se haya producido el fallo de una sola de ellas; la única que se perdió fue la Progress 44, pero por un fallo del cohete lanzador.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear