Por @Alvy — 8 de Mayo de 2008

Ayer charlábamos sobre el tema de las demostraciones de cierto tipo de hechos, creo que charlando sobre el ya clásico y controvertido Argumento de la Simulación. Eso me recordó aquel asunto que se conoce como la prueba diabólica de un hecho negativo, que viene a decir que desde el punto de vista lógico, es imposible, sin pruebas directas (es decir, sólo con pruebas circunstanciales) probar o demostrar lo que no es.

(…) Es relativamente fácil probar lo que sí es y algo más difícil probar lo que sí fue, pero resulta metafísicamente imposible, sólo por prueba directa, la certificación de lo que no es, y más imposible aún si cabe, la llegar certeza de lo que no fue, salvo en casos con coartadas excepcionalmente sólidas o absurdos lógicos incontrovertibles (…)

y aunque no entiendo mucho del tema, me parece que sería aplicable a ese asunto, el caso del universo-como-simulación; en otras palabras: tal vez sería posible demostrar que sí vivimos en una simulación, pero seguramente sería imposible lógicamente demostrar con certeza que no vivivimos en una simulación.

Más sobre la lógica de esto en La prueba diabólica:

Un ejemplo de prueba diabólica sería pedirle a alguien que demuestre que no existen los extraterrestres. Si bien, hipotéticamente, sería posible demostrar la existencia de vida no terrestre (bastaría con mostrar un caso empíricamente contrastable), no es fácticamente posible demostrar su inexistencia. Probar la inexistencia (de culpa o de cualquier otra cosa) es también un imposible lógico, que alimenta en muchos casos la pervivencia de creencias como el fenómeno OVNI o las teorías de conspiraciones.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear