Por @Wicho — 27 de Febrero de 2013

Metorito de Cheliábinsk por Marat Ametvaleev
Chelyabinsk Meteor Flash: el Metorito de Cheliábinsk fotografiado por Marat Ametvaleev como Imagen Astronómica del Día del 24 de febrero de 2013

Aunque el meteorito de Cheliábinsk pilló a todo el mundo por sorpresa los datos registrados por la red de detectores de infrasonidos del Sistema Internacional de Vigilancia de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares ha permitido refinar los datos sobre su tamaño y calcular su trayectoria, tal y como se puede leer en What Exploded over Russia?

Estos detectores responden a los pequeños cambios de presión atmosférica que provocan los infrasonidos, aquellos con una frecuencia menor de 10 hercios y que los humanos somos incapaces de oír, y 17 de los 45 detectores de la CTBTO grabaron el paso de lo que luego se supo que era el meteorito de Cheliábinsk, el más lejano de ellos a 15.000 kilómetros de Cheliábinsk, en la Antártida.


Grabación acelerada 135 veces para que nosotros podamos oírla

Con sus datos el físico Peter Brown de la Universidad de Ontario Oeste ha estimado que el asteroide medía unos 17 metros de diámetro y que pesaba 10.000 toneladas métricas, que entró en la atmósfera terrestre a unos 72.000 kilómetros por hora, que se desintegró a una altura de entre 25,15 y 27 kilómetros, y que su explosión liberó una energía superior a los 470 kilotones.

La onda expansiva de la explosión provocó daños por varios millones de euros y causó heridas a algo más de mil personas, sobre todo a causa de los cristales rotos que cayeron sobre ellas.

Trayectorias del asteroide de Cheliábinsk y de 2012 DA14
Trayectorias del asteroide de Cheliábinsk y de 2012 DA14

Además, dado que obviamente no todas las estaciones del SIV recibieron los infrasonidos al mismo tiempo, han sido capaces de determinar la trayectoria del asteroide, que por lo visto venía del cinturón de asteroides del sistema solar, confirmando que su órbita no tiene nada que ver con la de 2012 DA14, que la noche del 15 de febrero pasó también al lado de la Tierra en una coincidencia cósmica.

(Agunos datos vía CTBTO).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear