Por @Wicho — 18 de Julio de 2015

Una nueva dosis de imágenes y datos para plutonófilos, cortesía de la New Horizons y de su sobrevuelo de Plutón.

Nix a 590 000 kilómetros
Homing in on Nix, Pluto's Small Satellite - NASA/JHUAPL/SWRI

En el caso de Nix, tenemos un primer vistazo desde una distancia de 590 000 kilómetros a esta pequeña luna, cuyo tamaño se estima en un0s 40 kilómetros; los científicos de la misión creen que es alargada y que en esta imagen se ve uno de sus extremos.

La imagen a esta distancia resuelve detalles de unos 6 kilómetros de ancho.

Pluton y Caronte
Portrait of Pluto and Charon - NASA/JHUAPL/SWRI

Tenemos también un retrato de Plutón y Caronte en una imagen compuesta por dos imágenes tomadas por separado durante la aproximación a estos el 13 y el 14 de julio.

La imagen está montada para que la reflectividad relativa, tamaño, separación, y orientación de Plutón y Caronte reflejen las reales; su color es su color real aproximado.

El corazón de Tombaugh Regio
Frozen Plains in the Heart of Pluto’s 'Heart' - NASA/JHUAPL/SWRI

Esta imagen recoge una zona bautizada como planicie Sputnik situada al norte de las montañas de Plutón, en la parte central izquierda de la zona con forma de corazón bautizada como Región de Tombaugh.

Igual que en el caso de la imagen de las montañas la ausencia de cráteres en esta imagen sugiere que es una zona relativamente nueva, de menos de 100 millones de años de antigüedad, y probablemente geológicamente activa.

Hay una serie de segmentos iregulares (irregularly-shaped segments) de unos 20 kilómetros de ancho rodeados de zanjas (troughs) aparentemente no muy profundas, en algunas de las cuales parece haber un material oscuro (dark material within troughs), mientras que otras están rodeadas por grupos de colinas (hills) que siguen su curso. Además hay unas zonas con pequeños agujeros (pitted surfaces) que se podrían haber formado por sublimación, el proceso mediante el que un sólido pasa directamente a gas, igual que hace el hielo seco.

Planicie Sputnik con etiquetas

Los científico manejan dos teorías sobre el posible origen de estos segmentos.

Una de ellas dice que se pueden haber formado por la contracción de material de la superficie, igual que sucede con el barro seco; la otra dice que podrían haberse formado por un proceso de convección, el mismo que hace subir a la cera en las lámparas de lava, sólo que en este caso ocurriría en la capa superficial de monóxido de carbono, metano y nitrógeno helados, y estaría causada por el escaso calor del interior de Plutón.

En la imagen también se aprecian unas estrías oscuras de varios kilómetros de longitud que parecen seguir la misma dirección y que podrían haber sido causadas por el viento.

La imagen fue tomada a 77 000 kilómetros de Plutón y permite resolver detalles de menos de un kilómetro.

En el futuro recibiremos las versiones no comprimidas de estas imágenes, que permitirán a los científicos de la misión analizarlas con más detalle.

La NASA dio también detalles acerca de la concentración de dióxido de carbono en la Región de Tombaugh, que aumenta cuanto más cerca del «corazón» de esta zona.

La New Horizons también ha permitido comprobar que la atmósfera de Plutón, compuesta de metano e hidrógeno, se extiende al menos hasta los 1 6000 kilómetros de altura –con anterioridad sólo se había detectado hasta los 270 kilómetros– y que esta va perdiendo unas 500 toneladas de nitrógeno por hora a causa de la presión del viento solar.

Lo que no tienen aún es datos suficientes para poder ver cómo y si se regenera la atmósfera, y en el caso de que no, para poder estimar cuanto durará.

Los datos acerca de la atmósfera de Plutón fueron obtenidos midiendo la luz del Sol una vez que la sonda había pasado más allá del planeta enano y analizando los cambios que se producen en ella al atraversarla.

La NASA ha prometido más imágenes y datos para el viernes 24, pero si ha habido que tener paciencia durante los nueve años y pico del viaje de la New Horizons a Plutón, hay que seguir teniéndola a la hora de esperar los datos: tardaremos unos 16 meses en tener todos los datos que la sonda ha recogido.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear