Por @Wicho — 18 de Agosto de 2015

Por lo visto Jaume Padrós, presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona, dice que propondrá «sanciones e incluso la suspensión del ejercicio de los facultativos que desaconsejen las vacunas», siempre que medie una denuncia, tal y como aclaraba más tarde Jaume Sellarés, el vicepresidente segundo del colegio…

Pero, ¿qué pasa con los médicos que recetan homeopatía, reiki, y demás pseudomedicinas?

Del artículo 26 del Código de Deontología Médica, en su apartado Calidad de la atención médica:

  1. El médico debe emplear preferentemente procedimientos y prescribir fármacos cuya eficacia se haya demostrado científicamente.
  2. No son éticas las prácticas inspiradas en el charlatanismo, las carentes de base científica y que prometen a los enfermos la curación, los procedimientos ilusorios o insuficientemente probados que se proponen como eficaces, la simulación de tratamientos médicos o intervenciones quirúrgicas y el uso de productos de composición no conocida (…)

Pues no pasará nada ni con unos ni con otros: el secretario general de la Organización Médica Colegial, Juan Manuel Garrote, ya ha rechazado la propuesta de sancionar y suspender a los antivacunas matizando que no todas las vacunas son iguales: «Generalizar no está bien y no debemos anatemizar a alguien por asegurar que determinada vacuna no es recomendable».

(Vía La Voz de Galicia).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear