Por @Wicho — 16 de Diciembre de 2009

Con un espejo de 3,5 metros de diámetro el telescopio espacial Herschel de la Agencia Espacial Europea es el más grande y de los telescopios espaciales, más incluso que el Hubble con sus 2,4 metros de diámtero.

También es con diferencia el más sensible en la banda de los infrarrojos y la submilimétrica, la comprendida entre los infrarrojos lejanos y las microondas.

Esto le permite observar objetos muy tenues que antes era imposible ver, en especial aquellos que se esconden dentro de las nubes de polvo y gas que hay en el espcaio, lo que los astrónomos esperan que sirva para ayudarnos a mejorar nuestra comprensión acerca de los procesos de formación de galaxias, estrellas, y sistemas planetarios.

Tras su lanzamiento en mayo de este año y tras el correspondiente proceso de calibración y su entrada en servicio, la ESA ha lanzado hoy la web Feed RSS Online Showcase of Herschel Images, que será un repositorio en línea de las mejores imágenes obtenidas por este telescopio, con esta en concreto:

Nube oscura en Aquila - ESA and the SPIRE & PACS consortia, P. André (CEA Saclay) for the Gould’s Belt Key Programme Consortia
Inside the Dark Heart of the Eagle - ESA and the SPIRE & PACS consortia, P. André (CEA Saclay) for the Gould’s Belt Key Programme Consortia

En ella se puede ver una guardería estelar en la que se estima que hay unas 700 estrellas en proceso de formación, de las que unas 100 pueden ser consideradas ya protoestrellas por lo avanzadas que están en su evolución. Las dos zonas más brillantes de la imagen se corresponden con areas en las que grandes y recientes estrellas hacen brillar el hidrógeno.

Está dentro de una nube oscura situada a unos 1.000 años luz de la Tierra en la constelación del Águila, de la que esta imagen muestra unos 65 años luz de ancho, y es la primera vez que los astrónomos pueden echar un vistazo al interior de esta nube gracias a la sensibilidad de los instrumentos del Herschel, en concreto del PACS y del SPIRE, que fueron los utilizados para tomarla el pasado 24 de octubre.

La nube en sí forma parte del Cinturón de Gould, un enorme anillo de estrellas que recorre el cielo nocturno y del que nuestro sistema solar también forma parte.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear