Por @Wicho — 17 de Marzo de 2010

Estructuras de polvo a 500 años luz del Sol - ESA/HFI Consortium/IRAS
Estructuras de polvo a 500 años luz del Sol - ESA/HFI Consortium/IRAS

La zona más clara en tono rosa-blanco de esta imagen se corresponde con el plano de la Vía Láctea, en el que el polvo está a una temperatura apenas unas decenas de grados por encima del cero absoluto; las zonas rojas se corresponden con temperaturas de 12 grados centígrados por encima de este.

Es una combinación de datos recogidos por el Instrumento de Alta Frecuencia (HFI) del telescopio espacial Planck en las bandas de 540 y 350 micrómetros y otra imagen obtenida en la banda de los 100 micrómetros por el satélite IRAS.

Planck tiene un «mellizo», el Herschel, que es capaz de estudiar estas estructuras con más detalle, y se espera que el detallado mapa de este tipo de estructuras que están realizando ambos pueda servir para ayudarnos a comprender mejor el origen del universo y de las galaxias y estrellas que contiene estudiando precisamente estas estructuras de polvo frío, pues su forma se ve afectada por el movimiento de rotación de la Vía Láctea, la gravedad, las emisiones de radiación y partículas por parte de las estrellas, y los campos magnéticos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear