Por @Wicho — 29 de Octubre de 2015

Rosina
El espectrómetro Rosina fue el que realizó el descubrimiento

La Agencia Espacial Europea acaba anunciar que la sonda Rosetta ha detectado oxígeno molecular en el núcleo del cometa 67P-Churyumov/Gerasimenko, alrededor del que lleva más de un año orbitando.

Ya había detectado vapor de agua, monóxido de carbono y dióxido de carbono, u otras moléculas con nitrógeno, sulfuro y carbono, e incluso gases nobles, pero la detección de oxígeno molecular, O2, a pesar de ser el tercer elemento más abundante del universo, es algo bastante inesperado, pues ha demostrado ser muy difícil de encontrar como tal tanto en nuestro sistema solar como por el universo adelante ya que reacciona muy fácilmente con otros átomos y moléculas.

No sólo es un descubrimiento inesperado sino que es la primera vez que se detecta en el núcleo de un cometa. Los científicos de la misión creen que debe haberse incorporado a 67P durante su formación, lo que no cuadra mucho con las teorías actuales de formación del sistema solar.

Uno de los objetivos de la misión era precisamente estudiar los orígenes y formación del sistema solar, así que este resultado, aunque inesperado, es otro punto más para Rosetta, su equipo, y la Agencia Espacial Europea.

(Vía ESA España).

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear